CIRC CRIC 1981
http://www.rocamorateatre.com


©
foto carles cañellas

En Diciembre de 1980, Jaume Mateu "Tortell Poltrona", le propuso a Carles Cañellas, entonces miembro del Col·lectiu d'Animació de Barcelona, participar en la creación del segundo circo Circ-Cric junto con Xavi Soler.


©
foto carles cañellas

Jaume debía ser el gerente, Xavi el director artístico y Carles el director técnico.


©
foto carles cañellas

Su primera misión fue diseñar y después, con la inestimable ayuda de Cristóbal Fernández y Santi Cabús, construir en el viejo taller de cerrajero de su padre, de quien había aprendido el oficio, todas las estructuras y apoyos metálicos de la carpa y gradas del público.


©
foto carles cañellas

Después, con el “chapiteau” en marcha, asumió la responsabilidad de ser el director técnico y de seguridad de las instalaciones y al mismo tiempo, jefe de administración y contabilidad y hasta chofer del camión más grande del circo, un Pegaso 1086 de 36 Tm. y cuatro ejes.
 
© fotos carles cañellas
Esto quiere decir que no sólo debía planear y dirigir los montajes y desmontajes de la carpa, sino también ser el responsable del mantenimiento y de la seguridad de las instalaciones las veinticuatro horas del día.


© foto jordi bover


© foto Jordi Bover

También, durante las representaciones, era el técnico de sonido y pese a la resistencia inicial de parte del equipo artístico, consiguió trabajar en la pista con Josep Ventura y Llàtzer Torrente con algunas de las marionetas hechas en el Col·lectiu d'Animació de Barcelona. Por cierto, con un resultado extraordinario.


© foto jesús atienza


© foto jesús atienza


© foto jesús atienza


© foto jesús atienza


© foto jesús atienza


© foto jordi bover


© foto jesús atienza